Misticismo alrededor del ajedrez ( parte II)

https://i.blogs.es/94fa55/the-queens-gambit-_077r/1366_2000.jpeg

¿Somos conscientes frente al tablero de lo antiguo del juego que está frente a nosotros? La leyenda del rey Shalam y el sabio Sissa goza de cierta indeterminación temporal, pero sin duda su poder como metáfora matemática siempre nos resultará seductor. Por el contrario, sabemos que el Senet egipcio (un juego primitivo de mesa que podríamos llamar su abuelo conceptual) data del 3300 A.C, mientras que el tablero más antiguo de Xiangqi Chino (uno de sus antecesores más importantes en Asia) data del siglo V A.C, y su equivalente hindú, el Chaturanga, considerado oficialmente su inspiración inmediata, cuenta con una cita en el Majábharata que data del siglo III antes de cristo. Como dato adicional, el Chaturanga tiene su propia creación mitológica narrada por el poeta persa Ferdusí donde un grupo de sabios decide convertir en simulación una guerra dinástica para evitar el derramamiento de sangre.  De esta simulación vienen el blanco y negro del tablero, representando las noches y los días durante la batalla, mientras que el ajedrez chino, a juicio del historiador Joseph Needham, está más emparentado con la astrología y la adivinación:

“Según la literatura china, este "ajedrez de imágenes" (Xiangqi) se desarrolló durante el reinado del emperador Wu de la dinastía Chou del Norte (561 a 578 A.C), y la fecha del primer tratado sobre el tema definitivamente se publicó en el 569 A.C. El prefacio está escrito por Wang Pao y todavía existen copias auténticas. Parece que las piezas del tablero en esta técnica de adivinación representaban el sol, la luna, los planetas, las estrellas, las constelaciones, etc. La sugerencia es que este "juego" pasó a la India del siglo VII, donde generó el juego recreativo concebido en términos de luchar contra ejércitos humanos… ()”.

En cierto sentido, ¿No es el arte del ajedrez una forma de adivinación del resultado de una batalla? Esto unifica un poco el origen que Ferdusí le da al Chaturanga con la adivinación China. Enfrentados dos generales en condiciones óptimas, sabremos en el juego lo que acontecerá en el mundo real; de ahí su significado simbólico de simulación, su cualidad adivinatoria. Al respecto, dice Needham:

“…El más representativo de los tableros antiguos era el “shi”, un diagrama cósmico dual que tenía un plato cuadro o Tierra coronado por un disco rotatorio o Cielo, ambos marcados con signos cíclicos y astronómicos (puntos de compás, mansiones lunares, etc) Así como con símbolos del I-Ching…y otros términos técnicos utilizados sólo en adivinación. Las piezas o modelos simbólicos eran empleados con éstos en una amplia variedad de maneras y en el disco celestial del shih podemos reconocer el ancestro lineal de todas las marcas del compás…comenzó pues como un “proto-ajedrez” que el hombre usó con fines adivinatorios.”

El combate entre opuestos es quizás uno de los puntos más interesantes del ajedrez, y de esta idea inevitablemente me vienen a la mente dos referencias paradigmáticas; la primera es las piedras de Urim y Tumim como formas de adivinación judía basadas en el azar como revelación: el cristianismo llama a este azar providencia, una forma de destino creado por la voluntad de Dios. Hay estudiosos que afirman que esta técnica adivinatoria proviene de la influencia egipcia sobre el pueblo israelí, mismo lugar de donde surge el juego Tenet. También en estos opuestos binarios eternamente enfrentados me seduce también su relación con la sombra de Jung, después de todo en el ajedrez siempre te enfrentas a tu opuesto, sea este (simbólicamente) luz u oscuridad.

En Gambito de dama, siempre que Beth Harmon se enfrenta contra Vasily Borgov tiene las fichas blancas. Ello porque él representa a sus propios demonios (sus sombras) que como heroína debe vencer para realizar su viaje del héroe. Por ello y desde esta perspectiva, si respetamos este simbolismo de luz y oscuridad, es natural que en una partida de ajedrez empiecen primero las blancas; se necesita luz para que aparezca (o se defina) la oscuridad.