Aurora (poema)



        
                                                           Goddess, Garden, Sculpture, Statue, Stone, Muse, Summer 



Tú que solías ser las montañas y las tragedias 
Los riscos y los despeñaderos
 La enfermedad y el alivio
el abismo por donde caían las estrellas que iluminaban mi vacío. 
Tú que rezagabas al silencio
Casi al límite de la locura
Alíviate de mí, sé la excusa para el exilio.
Mintámonos una vez más con la metafísica de las pasiones pueriles,
ven y apiádate de mí fuego interior
y regálame una boca para las palabras de esta noche
Dame algo para saciar mi oscuridad
Algo para perdonar y para perderme
Tú que solías ser los juncos y el palmar
La ventisca y la tormenta
Y que ahora solo eres sueño
Una aciaga sombra
Tiempo que ya pasó
Historia muerta en la historia muerta de las naciones
Tú, la muerte misma disfrazada de inocencia
La efervescencia de la falsedad
La promesa de un dios moribundo
A quien nadie rinde un holocausto.
Alíviate de mí, sé la excusa para el destierro
Sé el paradigma de mi soledad, sé
Los cántaros del perdón que brotaron
En mis parpados en luto,
Sé la religión de la falsedad
Hasta que mueran todos tus creyentes
Y perezca la última de tus naciones.
Hasta que muera la eternidad
Y naufrague el último de tus soles negros
Y tu última galaxia de orbes moribundos. 
 
 
6/oct/2013








Comentarios

Entradas populares